DOCUMENTALES

Watch live streaming video from carcabosodocumentales2 at livestream.com

MONTEHERMOSO

SONES DE MONTEHERMOSO 1959

MAMBRÚ JARAMAGO 1972

DEHESA BOYAL DE MONTEHERMOSO

CATASTRO ENSENADA DE MONTEHERMOSO

HISTORIA DE MONTEHERMOSO

lunes, 31 de marzo de 2008

ESTUDIO GEOLÓGICO

GEOLOGÍA.

(Por Aurelio Gutiérrez Gutiérrez)

Al iniciar el estudio de un determinado lugar, sitio o paraje, es interesante comenzar por las más profundas raíces, por lo más remoto, que es, sin duda, el examen pormenorizado del escenario en que se fueron sucediendo los acontecimientos.

Para ello hemos de remontarnos al origen o formación de la Tierra, pero más concretamente del espacio geográfico que nos ocupa, de nuestro territorio.

Siguiendo el devenir de los tiempos geológicos, que comprende desde la constitución de la primitiva corteza terrestre hasta nuestros días, se ha podido conocer a través de concienzudos estudios el momento de formación de los terrenos sobre los que nuestra población se ubica, así como su entorno.

Las formaciones geológicas que constituyen la región de Montehermoso se pueden agrupar litológicamente en tres apartados fundamentales:

1º. Formaciones graníticas: Aparecen hacia el Norte del término municipal y constituyen parte de los granitos que se conocen en la bibliografía petrográfica como "granitos de Plasencia-Montehermoso", que en esta región aparecen como discordantes con el encajante. En general son granitos de grano grueso, frecuentemente porfídicos 1,con tamaño de los porfidoblastos 2, que llegan a alcanzar hasta más de 8 centímetros. Son de feldespato potásico, teniendo además de este componente, plagioclasas 3 de carácter ácido, biotita, cuarzo y moscovita, siendo también frecuente la presencia de sillimanita y/o andalucita, así como algo de cordierita, calcita, rutilo, topacio, etc.

Estos granitos contienen a veces estructura silicificadas que quedan ahora en resalte formando diques de cuarzo de tipo "sierro"

2º). Formaciones pizarrosas: son parte del considerado complejo esquistograuwacquico (CXG)4, que domina ampliamente el Centro-oeste peninsular.

Se trata fundamentalmente de pizarras más o menos rojizas debido a la alteración de los minerales por el hierro, conteniendo también algunos bancos de grauwackas 5 y cuarcitas.

Dichas pizarras se consideran como Precámbricas (más de 570 millones de años), que fueron plegadas en la época hercínica 6. Al mismo tiempo que se realizó este plegamiento o inmediatamente después fueron intruidas por magmas graníticos a temperaturas de 700º o superiores entre las edades Wesphaliense 7 o Stephaniense 8.

Esta temperatura originó sobre las pizarras encajantes un metamorfismo de contacto dando lugar a pizarras nodulosas y mosqueadas visibles en las inmediaciones del pueblo.

Los nódulos de estas pizarras son de cordierita y/o andalucita generalmente retrogradada a sericita.

3º). Formaciones recientes: Son los terrenos del periodo Terciario y Cuaternario. Los primeros son del Neógeno 9 continental en el que no se ha localizado fauna, aunque en las proximidades de Plasencia aparecieron restos de vertebrados que hacen suponerlo, en parte, del Mioceno.

En general se trata de un Terciario detrítico constituido por arcosas y algunos niveles más ricos en arcillas.

El Cuaternario se localiza en los valles del Alagón constituyendo terrazas y el actual en la propia vega del río. El material que constituye las terrazas es muy grosero aunque bien trabajado, suponiéndose procede de antiguas rañas o depósitos de piedemonte originados en torno a la Peña de Francia y arrastrados más abajo en las épocas glaciales. 10. Los gruesos cantos de estas terrazas fueron usados por el hombre prehistórico como "nódulos"

Morfológicamente toda la zona puede considerarse perteneciente a la penillanura extremeña bastante retocada por la erosión de los rizos actuales, por lo que aparecen amplios interríos terminados a veces en extensas zonas planas. No hay grandes elevaciones ni profundas gargantas como en otras regiones del Sistema Central y aledaños, que quedan situadas más al norte. De esta forma nos encontramos relativamente resguardados de los vientos fríos norteños, lo que hace suponer un clima relativamente benigno incluso en los periodos glaciales.

La situación y emplazamiento del pueblo de Montehermoso en este cuadro geológico es típica de un asentamiento agricultor y ganadero. Sigue las pautas de muchos pueblos del oeste español enclavándose en el contacto de pizarras-granitos, con lo que sus moradores podían disponer de los suelos originados sobre la pizarra (tierra de barro) y de los terrenos graníticos (tierra de arena). El primero estaría dedicado fundamentalmente a la labor y el segundo al pastoreo. Esta pauta se siguió durante la repoblación tras la Reconquista, siendo muy probable que en muchos casos hubiera un antecedente, sino en el mismo asentamiento, sí en las inmediaciones.

Las cuatro condiciones del medio para el establecimiento de poblaciones en el centro-oeste español son:


  1. Contacto entre granitos y pizarras por lo expuesto anteriormente.
  2. Existencia de agua para las personas y el ganado.
  3. Elevaciones abruptas de cotas no muy elevadas para la defensa.
  4. Inmediaciones de vados en el curso de grandes ríos.

Las dos primeras- que se reúnen en el emplazamiento de Montehermoso- implican asentamientos tranquilos de agricultores y ganaderos, la tercera, zona de defensa en épocas conflictivas, y la cuarta, puntos de comercio entre dos regiones separadas por los grandes cursos de agua.

Notas: Artículo extraído de la obra de Aurelio Gutiérrez Gutiérrez: "Montehermoso: Estudio Histórico". Ed. Caja Salamanca. SA-1990.


  1. Dícese de una estructura especial de ciertas rocas que se caracterizan por estar constituidas por una pasta sobre la que destacan cristales bien desarrollados.
  2. Cristales de gran tamaño en la roca.
  3. Feldespato de sodio y calcio.
  4. Formaciones pizarrosas del centro-oeste peninsular.
  5. Banquitos de grano más grueso intercalado entre la pizarra.
  6. Época de los plegamientos orogénicos que tuvieron lugar en la Era Primaria desde el inicio del Devónico Superior hasta el final del Pérmico.
  7. Entre 310 y 290 millones de años.
  8. Entre 290 y 280 millones de años.
  9. Se dice del terreno a que dieron lugar las últimas transformaciones de la época terciaria. Comprende el Mioceno y el Plioceno. Relativo al periodo de tiempo en que se verificaron dichas transformaciones.
  10. Entre la era Terciaria (final) y Cuaternaria. Los hielos invadieron parte de Europa.

No hay comentarios:

Datos personales